jueves, 14 de enero de 2010

Como una estrella brillando.


Hoy es uno de esos días en los que el ver caer de las gotas a través de la ventana, no te recuerda a otra cosa que a aquel día, en el que el frío te congelaba las manos hasta el momento en el que el te las cogía.. Que ahora mismo sientes como te vas helando al no tenerlo entre tus brazos, al no sentir su calor.
Sientes que su olor se va desprendiendo de ti, que ya no te queda nada, nada en lo que basarte, solo recuerdos difusos, emborronados con el tiempo.
Quiero oir tu susurro, diciendome cosas insignificantes.
¿Porqué no vuelves? ¿porqué no vuelves a mi? Mi amor se fue.. echo de menos su sonrisa, su risa escandalosa, su forma de hablar, de comerse las palabras, de comerme la mirada, de comerme la respiración cada vez que siento su mirada en mí.
Por que todo pasó un dia cualquiera, un dia como otro..¿No ves que nuestros sueños están en el hueco que queda entre nuestras manos entrelazadas?
Cuando me hablaba, palabras corrientes, insignificantes para cualquier persona, pero no para mi, no para el.Me sentí como nunca antes me había sentido. Juraría que esas palabras tenían el poder de curar..Cuando miré sus ojos y su mirada se cruzó con la mia, supe que no era como los demás, porque me parecía haberle abrazado por siempre.
Conozco mi corazón y esto nunca cambiará, cruzaría los océanos más profundos porque solo pongas tus manos sobre mi y en ese momento todas las constelaciones brillarán para que nosotros las veamos.
Escalaría las montañas tibetanas, donde apenas se puede respirar, pero en cambio te daría hasta mi último aliento por sentir tu mirada en mí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pompas de jabón

Seguidores