miércoles, 13 de enero de 2010

Mi eterna marioneta.

Como me gustaría meterme en tu cabeza, manejarla a mi gusto, a mis extensas preferencias. Como si fueras un robot, manejado continuámente por unas cuerdas enredadas en mis manos. Pero como eso es indudablemente imposible, me conformo con mirarte e intentarlo una y otra vez, intentar manejar tu mirada a mi gusto. Para que cuando me mires sientas lo mismo que yo, ganas de abrazarme durante horas, ganas de comerme, ganas de sentarnos en algún sitio perdido del mundo y que este se pare al sentir ese roce fortuito de nuestras pieles, ganas de darme besos dulces, apasionados, lentos, rápidos, perfectos, imperfectos, ocasionados, sorprendentes, ganas de subirme encima de tu espalda y que sientas mi respiración cerca de tu cuello y mis manos enredadas en este y que te ahogue la respiración por mis infinitas ganas de quedarme siempre así.Ójala fueras siempre mi eterna marioneta, ójala fueras siempre eternamente mio.

2 comentarios:

  1. Hazme el favor de subir un texto cada dia, no dos del tiron! jajaja
    te qiero feita:)

    ResponderEliminar
  2. Gracias! Tú también escribes genial!
    Y por supuesto que también te sigo..
    Ya he leído algunos y son muy buenos.
    Me seguiré pasando, pásate tu también.

    Un beso! Chau!

    ResponderEliminar

Pompas de jabón

Seguidores