lunes, 5 de abril de 2010

Guillotina

A la señorita Jueves se le comprimió el corazón cuando la señorita Sábado se puso en su lugar, se lo amartillaron esquinita a esquinita hasta dejar un pequeño pedazito, para de pronto cualquier día zamparselo de un bocado. Nuestra querida amiga Jueves pensó que no es justo, pero ¿que otra le queda si lo quiere? Por lo menos la señorita Sábado ha sido decapitada, por lo menos.

1 comentario:

Pompas de jabón

Seguidores