miércoles, 7 de julio de 2010

No enciendas la calefacción

Siempre me ha gustado el verano, pero el invierno más si es contigo. Por que no me hacía falta la calefacción, para que engañarnos, te podrían dar un máster en eso de calentar, cariño.

Pero dime, que no tendría que ser bonito un verano a tu lado, de esos calurosos para refrescarlos con besos sabor polo de limón. Asarnos del calor que desprenden nuestros soles rojos en conexión al tocarse,rozarse,hablarse, con tan solo oír que su compañero está cerca. Su sol rojo preferido, ese que late al mismo ritmo.

Hasta ahora, siempre me había gustado más el verano es mas niño, más refrescante ya que te das cuenta de que siempre hay algo mejor que lo que tenías antes. Pero desde que te tuve en invierno empecé a ver su lado bueno, su frío acalorado y sus noches de destellos de pasión.

No sé como lo haces, pero siempre me haces ver el lado bueno de las cosas, hasta el de una mísera estación.

Pero esta vez solo te pido una cosa muy simple, ayúdame a olvidarte, sobre todo en invierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pompas de jabón

Seguidores