sábado, 10 de julio de 2010

Renaceres

Y me quedo con mil palabras en el tintero por miedo a que no sea lo correcto. Y me quedo con un corazón lleno de baches por un amor que nunca renació lo suficiente. Y me quedo con una mirada, un beso, y miles de caricias de una noche que terminó demasiado pronto.

Y me quedo con la intriga,con el miedo, con la euforia, con la alegría al tenerte y la tristeza al perderte, con todos los sentimientos buenos y los malos, dentro de ese corazón lleno de baches.

Porque nuestro (des)amor es como las cenizas del Phoenix, por mucho que decaiga, que muera, que se quede en la mas mínima parte de su existencia, siempre tiene un motivo y una ceniza para renacer.

-Aii.. así no pequeña principiante-. Dijiste riéndote de mí mientras colocabas tu mano encima de la mía para moverla al mismo compás. Para enseñarme como te daba más placer.

-Jou yo aquí no soy una especialista !sabes¡-. Como siempre haciéndome la enfadada.

Te acercaste muy cerca, más cerca de lo que habías estado toda la noche y mientras tu mano pasaba por mi espalda y la otra se adentraba de nuevo en mi pantalón, susurraste:- Ya, pero ya estoy yo aquí, para enseñarte-.

Pum beso, pum pasión, pum desenfreno, pum adiós. Te fuiste y me dejaste con mi lección a la mitad, y con el corazón en mil y un pedazos más.

3 comentarios:

  1. ¿Sabes? Me animo y te sigo que tu blog tiene un no se qué diferente que me está gustando a base de bien.
    Así que, si gustas, a partir de ahora me pasaré por aquí, con tu permiso claro (;

    un besote y me alegro de que te guste mi entrada.

    ResponderEliminar
  2. te sigo , me encanta como escribes , muaa

    ResponderEliminar
  3. Te sigooo :)
    Mola mucho como escribes ^^

    ResponderEliminar

Pompas de jabón

Seguidores