sábado, 2 de octubre de 2010

Vínculos.

Lágrimas de inocencia sobre un rostro que no merece llevarlas.
Sonrisas de inmortalidad sobre un alma rota.
Inspiraciones de un colchón que nunca fue usado.
Espiraciones de un corazón oxidado.
Expiraciones de un cuerpo en el que su alma no espira, ni inspira ni ni siquiera respira, ni siente, ni padece, de un alma congelada bajo un manto de preguntas de un quizás sin respuesta, de una intriga sin resolución.
Risas verdaderas tras un manto de mentiras envuelto en verdaderas, por el verte en los ojos de ninguno, y en el de todos.
Por el imaginarte en todos sitios  y a la vez en tantos otros.
Por recuerdos que amartillan y seducen y a la vez rompen el hilo que llevaba al desamor y al olvido, o al intento.
Por intentarlo, una y otra vez sin solución, sin premio y tan si quiera sin recompensa. Por una sonrisa y un adiós mientras otra sonrisa se resquebraja y un alma, un corazón y unas ideas se caen bajo el manto de todo lo contrario, y te dejan con el cuerpo al desnudo y el alma fuera de todo lo que querías aparentar.

2 comentarios:

  1. La verdad hermoso me encanta como escribís. Medio triste pero bueno el amor en ocasiones es así y hay que saber pasar también estos momentos. saludos

    http://el-ser-bohemio.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Pompas de jabón

Seguidores