lunes, 22 de noviembre de 2010

Por acordarme de tus manos

Siempre fuimos algo más que almas complementarias. Siempre te eché más de menos que menos de más.
Hay veces que me pregunto, por qué tú y no otro. Y cerré, cerré los ojos para no ver mas allá de lo que abarcaban tus pupilas. Me podía quedar allí durante horas, mirando aquello que no tenía explicación. Dos ojos. Pero interminablemente míos aunque nunca fue del todo así, ni si quiera a la mitad.

Y cada mañana me levantaba con un motivo por el que poner un pie en el suelo, nuevamente con el levantar del sol, y con una sonrisa por el día que me esperaba contigo. Pero cuando te fuiste el sol pareció caer y la noche cubrió mis días para dejarme en la oscuridad hasta que volviera a darme cuenta de que no te necesitaba en mi día a día como lo hacía antes. Y quieras o no, eso ya es un pequeño paso.

Así fui, avanzando poco a poco hasta llegar hasta donde estoy hoy. A la completa impermeabilidad de sentimientos por un bien común.
El sexo. La pasión irrefrenable de dos cuerpos que no pueden reprimirse. Por eso escondía lo que había debajo de mi. Y por eso siempre pensaste que ya no era la misma contigo, que ya era diferente. Que ya era como tú.

Pero a veces me pregunto, si todavía queda algo de la nueva yo en mi. Esto es lo que me haces escribir cuando consigo acordarme de tus manos.

5 comentarios:

  1. pues es muy bonito 8) dan ganas o de besar esas manos o utilizarlas en un abrazo, olas dos cosas, besos y caracolas 8)

    ResponderEliminar
  2. Que bonitoo...las echoo de menos pero a la vez las odio....no se es una sensacion muy rara la que siento por el y por sus manos...solo se que en este invierno me daban el calor de la cintura que tanto necisitaba,..
    besitoo

    ResponderEliminar
  3. El sexo. La pasión irrefrenable de dos cuerpos que no pueden reprimirse.

    que buena frase, te re sigo !
    te spero & un besito ♥

    ResponderEliminar
  4. Pienso lo mismo que Luna.
    Te sigo:)

    un saludo

    ResponderEliminar

Pompas de jabón

Seguidores