domingo, 7 de noviembre de 2010

Reflexiones de domingo

No sé que estoy haciendo, que intento, de que estoy tirando continuamente. Enciendo y apago esa chispa intentando que se quede permanente en el espacio temporal y astral de nuestros cuerpos, pero se vuelve a apagar una y otra vez.

Coge de nuevo mi esencia, destrúyela y hazla añicos para que cuando resucite de nuevo si puedas llegar a quererme, con ese nuevo yo. Porque realmente creo, que mi auténtico yo no te gusta, no te atrae. Lo que verdaderamente te gusta de mi es ese yo que surge cuando estoy contigo. Sé que puede parecer (y muchas veces lo pienso) que cuando estoy contigo es cuando soy yo misma, pero quien sabe, al o mejor, solo actúo porque pienso que así, de esa forma, al falso yo si lo querrás.

Pero todavía no caigo en la cuenta de que esto no lleva a ninguna parte, que el telón se cerró y cayó fuera de escena hace mucho tiempo, y estamos intentando rescatar algo fuera de lugar y algo que nunca nos llevó a ningún destino.

No estamos hechos para estar juntos, y nunca lo sabré ver, ni apreciar, ni asimilar. Nunca fuimos compatibles, tu prototipo siempre fue otro y yo me intento acomodar y convertir en ese otro yo que nunca te gustará. Pero nunca me doy cuenta, que al ponerme máscaras, no sabes como soy en realidad, y a lo mejor eso es lo que no te gusta de mí. Pero por otro lado pienso que nos conocemos desde hace cuatro años es imposible que este fingiendo durante tanto tiempo. Por eso mi alma,corazón y cabeza me dicen que contigo soy yo misma, y eso es lo que no te gusta de mi. Por eso no me puedes querer, porque te aterra mi verdadero yo, porque no puedes imaginarte con el y porque te da miedo si sale bien, o si sale mal y que todo se acabe. Y al fin al cabo no eres el único que lo piensa. Porque si ni si quiera yo sé que quiero contigo, como vas a saberlo tú, la persona que más viaja de flor en flor y la persona que menos muestra sus sentimientos. Y aún así intento convencerme de que esto es lo que de verdad nos satisface, pero por lo menos yo pienso que esto no es lo que siempre me he imaginado de ti, pero siempre fue lo único que tuve. Y ahora es lo único que puedo mantener. Tu corazón y el mío unido por algo así como el deseo es lo que intento día a día tirar hasta conseguir que sea mío, pero siempre me quedaré en el intento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Pompas de jabón

Seguidores