lunes, 6 de diciembre de 2010

Un adiós con rastros de inmadurez.

Quiero enamorarme sin precedentes, sin tener que darle cuentas a nadie. Como cuando estaba enamorada de ti. Ese amor que nunca disminuía, hasta el punto de llegar al tope e intentar seguir subiendo. Me ibas enseñando todo lo que la vida te enseñó a ti, para ahora yo, devolvértelo a  trozos rotos de incertidumbre.

Y ahora después de tantos años, de tantos misterios sin resolver, de tantas preguntas en las que tu tenías todas las respuestas, de tantos besos a escondidas, y sorpresas esperadas; me voy, quizás para volver.
Creo que soy la única de los dos que se ha dado cuenta de que nuestra magia se a evaporado, que ya nos cansa hacer lo de siempre en los mismos sitios, que ya todo sea igual, salvo un beso de más en la cabeza, o una discusión por aquello que hacemos.

Lo bueno de mi decisión es que sé que si sigo con ella adelante nadie saldrá herido. Es lo bueno de haber querido a una persona que no siente lo mismo. Y a lo mejor este adiós es solo provocado por mis dudas, y por mi inmadurez, aunque siempre tendrás la oportunidad de quitármela a besos […]

1 comentario:

Pompas de jabón

Seguidores