martes, 29 de marzo de 2011

28-3-11 Tan pequeño y tan grande a la vez(6)

¿Qué hacer cuando quieres salir corriendo al ver a la persona que más quieres en el mundo, acercarse con los ojos rojos y brillantes, las mejillas hinchadas y rojas, las manos moviéndose de un lado a otro, el pelo revuelto, ojeras y una sonrisa triste?

¿Qué hacer cuando a la persona que más quieres en el mundo se le muere la persona que más quiere en el mundo?

-Mi tío me despertó a las cuatro de la mañana y ya no había nada que hacer...

-Espero que esto que me esta pasando a mí nunca os pase a ninguno de vosotros.

-¿Otra vez tu aquí llorando?- Su abrazo y su risa -Nunca me iré de aquí- (mi pensamiento)

lunes, 14 de marzo de 2011

Fears

IMG_3679

Sabes cuales son, y aún así no los quieres ver.

sábado, 12 de marzo de 2011

Volver la vista hacia atrás y no encontrarte.

Ni si quiera muestras interés por que te arranque la ropa, ni porque te muerda sin querer la boca. Ya solo llamas cuando no tienes planes y no cuando realmente quieres verme. Ya no me despiertas cuando te vas al trabajo ni te ríes de mi mal humor. Ya no aparece mi nombre cuando abres los ojos por primera vez en la mañana, ni cuando los cierras por última vez en la noche. Ya no te preguntas que haré sin ti, porque lo sabes de sobra. Ni con quién hago las cosas que hacía contigo. Ya no me buscas porque sabes donde encontrarme, pero no lo haces. Ya no me dedicas estados entre líneas, ni me pasas tus canciones preferidas. Ya no te tengo entre mis sábanas, aunque en verdad, nunca te tuve.

jueves, 3 de marzo de 2011

Hiroshima explotó.

Volvimos a caer, nos volvimos a enredar en nuestros lazos y nos dejamos llevar sin pensar en el exterior, sin tener en cuenta lo que hacíamos. Lo hicimos, y allí se quedó el rastro de ese momento tan nuestro y tan del aire, tan íntimo y tan esperado, se quedó en esa hierba recién cortada, en esos árboles que nos miraban expectantes, en esa pared que se preguntaba si nos queremos y así lo demostramos. Y yo no sabía que contestarle.

Sólo sé que eres mi puta debilidad. Que después de tantos años sigo aquí echándote de menos, que después de tantos meses intentándome acostumbrar al aire que dejaste al quitar tu presencia, la sigo extrañando. Sigo mirando los pasillos recordando tus pasos, y tu sitio esperando a que salga tu voz.
Esos rincones que hicimos nuestros, en los que nos conocimos más todavía, y que nos llevamos parte del recuerdo con nosotros. Creía que yo me lo llevé todo, pero no me di cuenta, que día a día me ibas cogiendo un poquito más, hasta acordarte tu más que yo. Y no sabía por qué si yo te importaba tan poco. 

Pero después de haber cerrado el calendario, de haberle dado una vuelta entera, sigo ilusionándome con verte, o riéndome de tus bromas. Puede que haya madurado en lo que hacemos pero el por qué lo hacemos sigue estando tan presente en mí como en ese veintiséis de diciembre de dosmilnueve.

martes, 1 de marzo de 2011

Pesadillas con extractos de muerte

Sueños.. sueños que atormentan y se lamentan. Corrompen la noche y se alimentan de ella. Peores que las pesadillas, más miedo y más lujuria. Se comen la realidad y no dejan luz para cogerla.
La mente vuela en paraísos infernales, quieres despertar y no encuentras la salida. 5 puertas y una escapatoria, un sueño que persigue, que se parece a pesadilla.
Sueños de la muerte, tranquilidad inexistente. Corres y no puedes, tus piernas no responden. Ves algo parecido al cielo, con nicotina y sexo. Quieres ir, reunirte con ese Dios perfecto, pero el Diablo te lleva hacia el infierno. Le vendiste tu alma para encontrar el amor. Pero el amor no existe y ahora pagarás tu deuda en ese sueño. Tu alma pagará a tu cuerpo. Entre gritos tu aura aúlla, ella volvería al mundo pero se le escapa la ilusión en un suspiro. Un exilio del propio cuerpo, una expatriación de la propia alma. Y te vas convirtiendo en un ángel del infierno.
Sientes la luz, una música en tu cabeza. ¿Qué quieren de mi? No puedo estar aquí. Mi amor me espera. !Eso no existe!-El Diablo me grita. La luz se apodera de mi angustia. En 24 horas estarás con nosotros- La Parca el peor de los miedos me ahorca con su guadaña. El despertador deja de sonar. Termina ese sueño que nadie sabe si se hará realidad.
El miedo a la muerte, la pesadilla más temida.

Seguidores