martes, 29 de marzo de 2011

28-3-11 Tan pequeño y tan grande a la vez(6)

¿Qué hacer cuando quieres salir corriendo al ver a la persona que más quieres en el mundo, acercarse con los ojos rojos y brillantes, las mejillas hinchadas y rojas, las manos moviéndose de un lado a otro, el pelo revuelto, ojeras y una sonrisa triste?

¿Qué hacer cuando a la persona que más quieres en el mundo se le muere la persona que más quiere en el mundo?

-Mi tío me despertó a las cuatro de la mañana y ya no había nada que hacer...

-Espero que esto que me esta pasando a mí nunca os pase a ninguno de vosotros.

-¿Otra vez tu aquí llorando?- Su abrazo y su risa -Nunca me iré de aquí- (mi pensamiento)

2 comentarios:

  1. Yo tampoco sé qué decir exactamente en esos momentos. Quiero decirlo todo pero, a la vez, no me sale nada. En este caso, las miradas valen más que mil palabras y los abrazos reconfortan como nunca.
    Ánimo :)

    ResponderEliminar
  2. Jo, esa sensación de impotencia de saber que no hay nada que puedas decir que reconforte a esa persona. Y que si intentas decir algo te sientes estúpida.
    En estos casos lo único que se puede hacer es dar un fuerte abrazo. Un besazo
    Te sigo!

    ResponderEliminar

Pompas de jabón

Seguidores