viernes, 15 de abril de 2011

Promesas (ir)rompibles

Nunca pensé en olvidarte, es más prometí no hacerlo nunca. Prometí acostarme siempre con tu imagen en mi cabeza y levantarme con el sonido de tu alma resonando en mis oídos. Prometí aprovechar cada oportunidad que me dieses para tenerte de nuevo y exprimirla al máximo. Prometí acordarme todos los días de mi vida de nuestros momentos, y verlos cada vez que cerrase los ojos. Prometí hacerte feliz y hacerte mío por lo menos una vez al mes. Prometí hacerte sufrir en pequeñas cantidades para después alegrarte el día una y otra vez. Prometí tenerte siempre en mi vida y en mi corazón. Prometí acordarme siete veces de ti y recordar ocho veces que no debo hacerlo. Prometí quererte siempre, pero también prometí romper esa promesa algún día.

7 comentarios:

  1. me encantó! :) perfecto texto, de verdad
    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Las promesas humanas nunca son irrompibles...

    Bonito texto, espero que andes bien :)
    Un abrazo♥

    ResponderEliminar
  3. Seguro que alguna se ha roto. Pero vendrán promesas nuevas :)

    ResponderEliminar
  4. Vaya ganas de sufrir, muchacha! Hay que tener cuidado con lo que se promete... No sea que se vaya a volver en tu contra.

    ResponderEliminar
  5. Se arrepentirá... espero que para entonces tengas lo que necesites para no echar la vista atrás :)

    ResponderEliminar
  6. es perfecto, adoro el blog
    te dejo el mio por si quieres pasarte
    http://deliciosamartaa.blogspot.com/
    te sigo sin duda

    ResponderEliminar
  7. que texto tan profundo de verdad, un beso enorme desde http://thelife-isasecret.blogspot.com/
    te sigo! y te animo a seguir escribiendo asi, muy buen blog. (K)

    ResponderEliminar

Pompas de jabón

Seguidores